PRIMER CAPÍTULO – EL BARCO DE LA ESPERANZA